2019 y el balance de la felicidad

Señala Bertrand Russell, en su ensayo sobre “La conquista de la felicidad”, los animales son felices mientras tienen salud y suficiente comida. Los seres humanos no lo son, en la mayoría de los casos. , solo pueden ser felices si se sienten parte de la corriente de vida. No ser como una bola de billar, que solo se puede relacionar con otras entidades a través de la colisión. En suma, necesitamos a otras personas, .Si queremos ser felices, mirarnos al espejo no nos ayudará, para serlo, necesitamos mirar por la ventana. Demasiadas personas son como bolas de billar, incapaces de llegar a los demás, concentradas tan solo en sí mismas. Este tipo de personas atrapadas en pensamientos neuróticos, no solo son infelices ellos mismos, sino que hacen infelices a quienes les rodean.

El cineasta Ingmar Bergman, en su película Fresas Salvajes, que  es un relato autobiográfico, cuenta la historia de un anciano  Isak Borg, que emprende dos viajes: uno desde Estocolmo a Lund, para recibir un doctorado honoris causa, y otro viaje , hacia su mundo interior . Todo hace presagiar que Borg representa a un hombre de éxito, un médico y científico respetado. Sin embargo si examinamos su vida personal, descubrimos una imagen bien diferente. La relación con su anciana madre no tiene ningún interés para él, la que tiene con su padre es inexistente. .Igualmente la relación con su hermano mayor es nula. Su matrimonio, después de largos años de infelicidad desembocó en divorcio y la relación con su hijo es distante.  Por todo ello, ve la vida a través de un cristal oscuro, está invadido por una sensación de pesimismo, y se ha retirado de toda interacción humana.

Durante este viaje, acompañado por su nuera, rememora escenas del pasado, esforzándose por recordar los “momentos felices”. Desea volver a las “ las fresas salvajes “de su infancia., que  simbolizan los momentos dulces de la vida,  los  instantes de disfrute,  a la que todos nos aferramos.  A partir de esos recuerdos, siente que su visión de la vida empieza a cambiar,. Es más feliz  y  sobre todo más juguetón, le quita dramatismo la toma más como una aventura que una obligación.

Pero ese cambio se produce, igual que el poema “Instantes “de Jorge Luís Borges, cuando le quedan unos pocos minutos para llegar a la medianoche.De las cosas que he leído , sobre este tema uno de los que más me ha gustado es un proverbio chino que dice que la felicidad es  “alguien a quien amar, algo que hacer y algo que esperar”.Otra  definición  curiosa que tiene que ver con la fugacidad de la felicidad es la  del  escritor norteamericano Nathaniel  Hawthorne que escribía  “La felicidad no es una mariposa que cuando se la persigue está siempre más allá de nuestro alcance, sino que cuando  uno permanece  en silencio, puede que se pose sobre nosotros.”

Gilles Lipovesky, apunta en su libro sobre la  felicidad paradójica, que este concepto se ha trastocado en la sociedad del hiperconsumo, en donde se ha sustituido el “pienso luego existo”, por el “consumo luego existo”, pero que es un sentimiento efímero que se desvanece, en el mismo momento en que se ha realizado la compra. Otra más divertida, la de los hermanos Marx, que señalan que la felicidad está formada por pequeñas cosas: una pequeña fortuna, un pequeño yate, una pequeña mansión.

Quizás deberíamos comparar la felicidad con el sol que aparece detrás de las nubes, en un día tormentoso. Probablemente una de sus mayores virtudes es que nunca es completa, ni constante Puede que  signifique distintas cosas para diferentes personas. Se trata de una experiencia muy subjetiva para algunos esta emoción va  unida a momentos especiales, la sonrisa de una persona querida, el nacimiento o casamiento de un hijo o hija, una buena relación con ellos ,  un éxito profesional, en años posteriores el simple hecho de estar vivo,  gozando de una buena salud. En suma, dedicarse a rumiar  , lamentarse o mirarse el ombligo  nos impide ser felices y relacionarnos con los demás. La persona sola  es mucho más vulnerable que la  que está en un grupo, el grupo suele darnos calor, seguridad y no estar ni sentirnos solos en el mundo.  Desde tu experiencia y edad, que piensas de la felicidad?Buena pregunta para empezar el año.

Author: Alicia

Nominada Mujer Top Cien, en la categoría Académicas e Investigadoras, por tercera vez en el año 2018.