Coaching de Precision:De Problemas a soluciones.

 

El coaching de precisión,  a diferencia de los procesos terapeuticos , no pasa  tiempo hurgando en los problemas.  Resuelve los más urgentes pueden ser la causa de comportamientos de repetición. Una vez identificados   se centra en  imaginar el futuro deseado por el cliente Los resultados obtenidos confirman  que muchas casos, que parecían sin solución,  se han resuelto  . Las personas tienen distintos futuros posibles y todos los individuos poseen  recursos internos más que Las fases   del coaching de precisión  son las  siguientes.

  • Detectar las capacidades , más que las carencias.
  • Fantasear acerca de los futuros posibles y las preferencias.
  • Explorar que está haciendo la persona para alcanzar esas metas
  • Tratar a los clientes de como  expertos en lo relacionado a  su vida.

La explosión del coaching  en  las empresas resulta abrumadora estos ultimos tiempos. También resulta  impresionante   la cantidad de personas, que sin la experiencia y conocimientos suficientes se lanzan a la tarea   y  desacreditan esta profesion  Pero los coaches capacitados se  diferencian  de   sus  competidores menos aptos . Los años de formación y la supervisión permanente dan cuenta de ello.

En tanto  la psicología  alude a   problemas ,  dificultades y limitantes  se la relaciona, por ello la nocion de  fracaso, creando resistencias frente a una posible intervención. . En tanto que el  coaching, sobre todo el ejecutivo se ha enganchado a otro vagón.  La idea de desarrollo del talento y desempeño excelente  se relaciona con posibilidades de éxito  ,  sobre todo en  el imaginario  , hecho que facilita sacar la mejor parte de las personas mismos .  La diferenciación de la terapia tradicional, ha sido crucial en el  desarrollo exitoso de los procesos de coaching.  El enfoque de “coaching de precisión”,  a diferencia de los demás,  determina que la persona que  atraviesa este  proceso  crezca tanto emocional, como profesionalmente. La clave para iniciarlo readica en un diagnostico adecuado, detectar al principio , cuando la persona despliega todas sus cartas, cual es el factor determinante que condiciona todas los demás. Si esta evaluación no se realiza con claridad , no se lograran los resultados esperados. Por tanto , el diagnóstico constituye la pieza clave para un coaching  ejecutivo efectivo. De ahí que será el coach quien tiene que determinar cuales son los datos relevantes para empezar el trabajo y establecer sus hipotesis, que han de ser confirmadas a lo largo de los encuentros.

En tanto que el terapeuta comienza preguntando que lo trae por aquí, el coach insistira más en los resultados que desea obtener., lo que de por si constituye una invitación para hablar de las metas y el futuro inmediato. El modelo GROW , en el que hicimos referencia  en el artículo anterior,  que se inició en los años 80, empezo trabajando en esta linea. ,se trata de  conversaciones , en las que se ayuda al cliente a ver más posibilidades  y   opciones. Estas conversaciones  han de cumplir algunas reglas  básicas a saber : no interrumpir al otro mientras realiza su relato, en terminos de Covey[1], no caer en respuestas autobiograficas y entorpecer el relato con ejemplos de la vida del coach. Lograr de forma conjunta una asociación de ideas y creatividad en el díalogo. En tercer al otro darle y reforzarle su propia voz[2], para que desde esta fortaleza pueda adquir la confianza suficiente en los entornos sobre todo laborales. Estas conversaciones darán lugar a una nueva comprensión de los hechos cotidianos y de los factores inhibidores. El profesional , no ha hurgar más de lo necesario y tiene que ver con el contrato psicológico establecido con el cliente. Es responsabilidad del coach , orientar este dialogo en la direccion adecuada , para que de los resultados esperados. Dar el turno para hablar y la circularidad en el diálogo, consituyen las piezas clave en esta conversación/transición. El coach ha de escoger muy bien las preguntas que formula. Dada la multiplicadad de respuestas que puede evocar , ha de filtrar muy bien las respuestas y quedarse con unas pocas , que sean la base para reinventar algunos aspectos del cliente, hacerle crecer y tomar su poder. En suma y para terminar la secuencia del proceso sería la siguiente:

  • Al incio unos minutos para hablar de generalidades y poder entrar en la situación de “flujo”,  para que se cree un vínculo y transferencia sólida entre coach y cliente.
  • Escuchar empáticamente los problemas para  orientarse  hacia las soluciones. No quedar atrapados en una espiral de negatividad. Escuchar  de una manera constructiva. Los clientes no resuelven los problemas basandose en sus limitaciónes, sino apoyándose en sus fortalezas.
  • Esto se logra pidiendo que se  describa lo que habitualmente hacen y sobre todo lo que les resulta útil. Preguntas típicas serían a) Como hace esto o aquello b) Deme un ejemplo de lo que está diciendo c) Como ha  resulto esta o aquella situación problemática. De esta manera lo forzamos a ver en espejo sus habilidades,  no sus dificultades, que son las que se mencionan con mayor frecuencia.
  • Se trata de preguntas “estragicas” que nos permiten ir en la dirección adecuada. Por ej. preguntar como se ha seguido adelante a pesar de sufrir un proceso de “mobbing”, o como ha resuelto un problema a pesar de no tener la experiencia suficiente, o como se ha enfrentado a un jefe a pesar de la diferencia de poder,

Estas preguntas ayudan a dar un significado a  sus acciones y  reforzar su identidad. A través del coaching de precisión   creamos  un “feedback positivo”, que  le abre un nuevo campo de posibilidades en  el desarrollo de su potencial y  de sus habilidades laborales y vitales.

 

 

 

 

[1] Covey S. Los siete habitos de la gente altamente efectiva. Barcelona, Paidos, 2000.

[2] Covey S. El octavo hábito. Barcelona, Paidos, 2008.

Author: Alicia

Nominada Mujer Top Cien, en la categoría Académicas e Investigadoras, por tercera vez en el año 2018.